¿Tu hijo es inquieto o hiperkinético?

Movimientos permanentes y, en apariencia, sin un sentido claro, algunos de ellos de carácter temerario y riesgoso que pueden llevar a un accidente, sumado a falta de atención e impulsividad excesiva, son algunos de los síntomas de niños y niñas que presentan hiperkinesis o hiperkinesia, un trastorno que va mucho más allá de lo que se conoce como un niño inquieto.

“Es un cuadro clínico que se inicia en la edad temprana. Después, desde los 6 a 7 años, se denomina déficit atencional hiperactivo. Por eso los niños entran a primer año básico a los 6 años porque deben poder atender bien. La hiperkinesia es el aumento de los movimientos voluntarios que se transforman en movimientos involuntarios; por razones genéticas, en su gran mayoría, y también por problemas durante el embarazo, parto y al nacer”, explica la neuropediatra.

 

Conoce las Ofertas de productos y se parte del Club Cruz Verde.

 

¿Tu hijo es inquieto o hiperkinético?

¿Cómo se diferencian?

El carácter excesivo de la hiperactividad y la desatención a instrucciones o llamados a controlarse diferencian, principalmente, a un menor hiperkinético de otro inquieto.

  • Un niño inquieto suele moverse, pero uno hiperkinético lo hace con mayor frecuencia y no puede controlarse, pues la hiperactividad supera su voluntad.
  • Un niño hiperkinético comete conductas de riesgo, las que algunas veces terminan en accidente, en cambio el menor inquieto percibe el riesgo y suele evitarlo. “En un niño inquieto, su actitud obedece a conductas que mantienen características exploratorias, adaptativas y propositivas”, aclara la especialista.

Además del riesgo inmediato de un accidente, los niños con hiperkinesia muestran dificultad en su adaptación social y rendimiento escolar. “Pueden tener anotaciones, expulsión y abandono escolar, así como baja autoestima. Se ha visto que perjudica su vida, porque tienen más riesgo de adicciones y fracaso escolar si no se trata y apoya integralmente”, advierte la Dra. Perla David.

Diagnóstico y tratamiento

Ante los síntomas descritos, los padres o adultos a cargo de un pequeño con este perfil deben acudir a la consulta de un neurólogo infantil, quien evaluará el cuadro clínico, el que en ocasiones puede estar asociado con otros trastornos como déficit atencional e hiperactividad, lo que se conoce como trastornos mixtos.  “El déficit atencional mixto es asociación con trastornos específicos del aprendizaje y/o trastorno de  conducta”, precisa la Dra. David.

Luego, un sicólogo o siquiatra y un sicopedagogo son los especialistas que guiarán al menor y a los padres en la terapia conductual apropiada, junto con los manejos familiares y sociales necesarios para su bienestar.

Rol de los padres

La Dra. David explica el rol de la familia para acompañar y proteger al niño que presente este trastorno:

  • Dar apoyo con paciencia y cariño
  • Estimular cada esfuerzo del niño, definiendo lo que hizo bien en forma clara y estimularlo a seguir en su terapia cognitiva conductual
  • Instruir normas con refuerzo positivo, estimular con dar permisos, elogios y caricias
  • Mantener normas fijas, claras y evitar gritar, descalificar y compararlo con otros
  • Así también, los padres requieren ser apoyados y reforzados en su manejo

Medicamentos

Dependiendo del tipo de trastorno y la presencia de otros cuadros o enfermedades neurológicas, el médico tratante podrá prescribir medicamentos psicotrópicos, como metilfenidato o atomocetinas. “Se debe tener presente que cuando el diagnóstico indica asociaciones con síndromes ansiosos o depresivos se utilizan otros medicamentos”, acota la profesional.

Recuerda que ante la sospecha de hiperkinesis en un niño, la primera consulta médica debe ser con un neuropediatra, quien podrá derivar a un psicólogo, psiquiatra o psicopedagogo para un manejo integral del trastorno conductual.

Destacados

Un activo rol como canal de denuncia cumple Farmacias Cruz Verde en esta iniciativa lanzada por el Ministerio de la Mujer. Así lo asegura Carolina Klenner, Subgerenta de Personas de Cruz Verde, quien detalla cómo funciona el protocolo interno frente a esta clave. En tanto, el psicólogo clínico y experto en temáticas de violencia Oscar Delgado, se refiere a la importancia de las redes de apoyo.
Es recomendable consumir legumbres periódicamente, ojalá más de una vez a la semana. Para quienes no les guste las lentejas en modo sopa, les dejamos esta receta saludable y diferente de prepararlas.
Uno de los miedos que ha generado esta pandemia es acudir a un centro de salud. ¿Cómo manejar desde la casa los resfríos y enfermedades de invierno de los niños?, ¿cuándo es aconsejable llevarlos a un centro de salud? Son algunas de las respuestas que encontrarás en este artículo.