Vegetarianos: También pueden tener Colesterol alto

Las carnes rojas, embutidos, interiores (como hígado, sesos, riñones), quesos amarillos, mantequilla, cremas, son algunos de los productos con mayor aporte de colesterol malo (LDL), por lo tanto, sería lógico creer que si una persona los destierra completamente de su dieta, tendría controlados sus niveles de colesterol. Sin embargo, no necesariamente es así.

Conoce las Ofertas de productos y se parte del Club Cruz Verde.

Vegetarianos: También pueden tener Colesterol alto

Mauricio Ríos, nutricionista y académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, explica que si bien vegetarianos y veganos podrían mantener niveles adecuados de colesterol por el tipo de alimentación que consumen, existen otros factores que podrían alterar su perfil lipídico: hipercolesterolemia familiar, condición genética que predispone a mantener elevados los niveles de colesterol; y el consumo de alimentos altos en ácidos grasos saturados (aquellas grasas que elevan el colesterol LDL) y ricos en azúcares (aquellos que elevan los niveles de triglicéridos), entre otros.

El académico de la UC agrega que no todos los productos altos en ácidos grasos saturados son de origen animal, como suele creer la mayoría de las personas, ya que existen varios productos que también los contienen, ya sea por una condición natural del alimento o por su elaboración.

Algunos ejemplos:

  • Frituras (aceites sometidos a elevadas temperaturas)
  • Pastelería industrializada
  • Coco
  • Aceite de coco
  • Crema de cacao, cremas de coco
  • Aceite de palma

“Lo ideal es que las grasas saturadas no superen el 6 % de las calorías totales, es decir, si tengo una ingesta de 2500 calorías al día, sólo 150 deben ser aportadas por este tipo de grasas. Por eso es aconsejable observar los sellos y leer los etiquetados de los alimentos”, señala.

En relación al azúcar, aunque ésta no impacta directamente en los niveles de colesterol, sí tiene relación con los niveles de triglicéridos. Es importante no consumirla en demasía porque favorece el incremento de peso, lo que genera un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares.

Muchas frutas y verduras

Por último, el profesional señala que el hecho de consumir muchos cereales, granos, productos integrales,  frutas y verduras, ayuda a evitar el aporte de colesterol por la vía de la alimentación. Sin embargo, advierte que no es “llegar y ser vegetariano o vegano de un día para otro” ya que es fundamental evaluar qué nutrientes se logra cubrir con este tipo de alimentación y cuáles habría que suplementar.

Recuerda balancear el consumo de frutos secos, hortalizas, granos y legumbres y evitar productos altos en ácidos grasos saturados, que provengan de productos procesados.

Destacados

Cómo evitar el nefasto picoteo entre comidas. Con estos snacks preparados en casa, olvídate de aquellos productos pocos saludables y altos en colesterol.
La glicemia elevada favorece un proceso inflamatorio que daña la pared de las arterias del corazón y del cerebro y acelera el proceso de aterosclerosis. De ahí la importancia de mantener los niveles de azúcar controlados, advierte el Dr. Juan Carlos Prieto, presidente de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular.
Despedirse de las carnes rojas para siempre, puede ser muy difícil para algunos. La buena noticia es que existen cortes que no son perjudiciales para la salud. Mauricio Ríos, nutricionista y académico de la Universidad Católica, explica cuáles son buenos y cuáles debieras evitar.