Prepara tu Piel en la época de mayor radiación UV

Aunque todo el año te debes proteger contra esta radiación, en la temporada que se avecina es cuando más piel expones al sol. La Dra. Carla Muñoz, dermatóloga de Clínica Santa María, nos entrega una lista de cuidados.

Si bien existe la tendencia de protegerse de la radiación ultravioleta en los períodos de primavera y verano, la recomendación es cuidar nuestra piel todos los días del año. “El mensaje es protegerse siempre, independiente del lugar o de la temporada. Con pequeños cambios, especialmente protección física como sombreros, lentes, sombrilla, entre otros, además de aplicarse protector solar a diario, se puede evitar importantes enfermedades cutáneas”, sostiene la Dra. Carla Muñoz, dermatóloga de Clínica Santa María.

Prepara tu Piel en la época de mayor radiación UV

Conoce las Ofertas de productos y se parte del Club Cruz Verde.

Consejos para proteger tu piel

  • Protector solar: Es necesario generar la costumbre de aplicarse factor solar en las mañanas, reaplicar cada 3 horas y si no es posible, a mediodía. “Aunque uno no vaya a estar expuesto al sol, la luz visible puede producir envejecimiento cutáneo”, señala.
  • Factor recomendable: Lo ideal es aplicar un factor solar 30 o superior en casos de personas con fototipo de piel muy claro. o con antecedentes familiares o personales de cáncer de piel, se les recomienda factor 50 o más.
  • Emolientes: En esta temporada, la piel queda expuesta a los alérgenos ambientales, por lo que hay que optimizar la barrera cutánea y para eso es ideal usar emolientes humectantes en toda la superficie corporal. Especialmente en aquellas zonas más expuestas, como brazos y piernas, lo recomendable son los emolientes libres de colorantes y perfumes y de textura más gruesa.
  • Otras medidas de protección: La principal manera de protegerse es con medidas físicas o exógenas. Es decir, el uso sombreros, lentes de sol, caminar por la sombra, usar quitasol en la playa, entre otros. “Lo que no podemos proteger con medidas físicas, se complementa con protección solar”, recomienda la Doctora.
  • Edad de protección: La piel de los niños es mucho más delicada, por lo tanto, para menores de 6 meses, no es aconsejable el protector solar, sino que una protección física más extrema, como por ejemplo, no sacarlos al sol o hacerlo en coches con techo. Entre los 6 meses y 2 años, se recomienda el uso de protectores solares de tipo físico, es decir, que funcionan más bien como pantalla solar, sin efecto químico. Entre los 2 y 12 años, hay protectores solares para niños con protección física y química. Sobre los 12 se puede usar bloqueadores de adultos que dependerán del tipo de piel.
  • Lugares con mayor radiación: En las zonas con mayor altura hay más radiación ultravioleta, por lo que es mayor el daño en la piel. Los lugares con nieve, reflejan más radiación UV (reflejan 90% más de radiación), lo mismo ocurre aquellos con mucha arena (30%).
  • El orden de la aplicación del filtro solar, no altera los resultados: Generalmente las mujeres suelen utilizar varios productos en el rostro, como por ejemplo, la crema hidratante, protector solar y posteriormente el maquillaje. De acuerdo a lo comentado por la Dra. Muñoz, el orden en la aplicación de estos productos o su uso paralelo, no altera la acción que ejerce el filtro solar en la piel, por lo que se mantiene la protección.

Cuídate de los rayos UV durante todo el año, especialmente en la temporada primavera-verano en que tu piel queda más expuesta.

Destacados

Cómo evitar el nefasto picoteo entre comidas. Con estos snacks preparados en casa, olvídate de aquellos productos pocos saludables y altos en colesterol.
La glicemia elevada favorece un proceso inflamatorio que daña la pared de las arterias del corazón y del cerebro y acelera el proceso de aterosclerosis. De ahí la importancia de mantener los niveles de azúcar controlados, advierte el Dr. Juan Carlos Prieto, presidente de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular.
Despedirse de las carnes rojas para siempre, puede ser muy difícil para algunos. La buena noticia es que existen cortes que no son perjudiciales para la salud. Mauricio Ríos, nutricionista y académico de la Universidad Católica, explica cuáles son buenos y cuáles debieras evitar.